El daño en la responsabilidad civil médica

11daño en responsabilidad civil médica

En este blog se hará alusión a los daños que pueden ser reconocidos en un proceso civil de responsabilidad médica.

La responsabilidad y el daño

La responsabilidad es la obligación de reparar un daño, ahora bien, una obligación es un vínculo jurídico entre personas con el fin de llevar a cabo prestaciones de dar, hacer o no hacer.

Según situación clínica, las actuaciones que realiza el talento humano en salud pueden expresarse en obligaciones de hacer (canalización de acceso venoso, acto quirúrgico, intubación oro traqueal, etc.) o en obligaciones de no hacer (pasar sonda nasogástrica en paciente con Trauma Encéfalo Craneano, intervenir quirúrgicamente a pacientes con trastornos de coagulación, pasar sonda vesical cuando hay lesiones uretrales, etc.).

Es así como, cuando estas prestaciones se llevan a cabo sin tener en cuenta aquellas prácticas generalmente aceptadas, en un tiempo y lugar determinados para un paciente en concreto (lex artis ad-hoc) se genera la responsabilidad médica o sanitaria.

Debido a que la responsabilidad es la obligación de reparar un daño, es necesario entender que un daño en el lenguaje jurídico, es una lesión o menoscabo a las facultades jurídicas que tiene una persona para disfrutar de un bien patrimonial o extrapatrimonial, la anterior definición es atribuida al tratadista Javier Tamayo Jaramillo.

En palabras simples, un daño es un hecho que afecta la integridad de algo (cosa o persona) que no permite disfrutarlo en su plenitud, razón por la cual se ocasiona un perjuicio patrimonial (material – económico) o extrapatrimonial (inmaterial – extraeconómico). Se puede presentar, daño a las cosas (material), daño a las personas, daño inmaterial (que no es corporal ni material).

Ejemplos de daño en responsabilidad médica

Un ejemplo de daño es la muerte de un paciente que se ocasiona por la atención en salud, el anterior hecho puede originar unos perjuicios patrimoniales o extrapatrimoniales, otro ejemplo, puede ser la prolongación de la estancia hospitalaria derivada de una atención en salud inoportuna o deficiente.

Los perjuicios

Dentro de los perjuicios patrimoniales o también llamados materiales o económicos, se encuentran: daño emergente, lucro cesante y pérdida de la oportunidad.

Dentro los perjuicios extrapatrimoniales, también llamados inmateriales o extraeconómicos, están: daño moral, daño vida de relación, daño a la salud y daño a los bienes personalísimos de especial protección constitucional. Los anteriores se pueden reconocer en la jurisdicción ordinaria especialidad civil, en la jurisdicción administrativa, actualmente, no se reconoce daño vida de relación.

Para entender un poco acerca de las jurisdicciones, te invitamos a leer nuestro blog disponible en: https://tujuristaensalud.co/que-es-un-proceso-civil-de-responsabilidad-medica/

A continuación, una breve descripción de cada uno de los perjuicios.

Daño emergente: disminución del patrimonio que se causa como consecuencia del daño sufrido, en otras palabras, es el dinero que se tuvo que sacar del bolsillo del que padeció o de los que padecieron las consecuencias del daño.

Lucro cesante: ganancia o utilidad que se vio privada o disminuida como consecuencia del daño, es decir, el dinero que dejo de recibir el que padeció o los que padecieron las consecuencias del daño.

Pérdida de la oportunidad: pérdida de la posibilidad de recibir un beneficio probable futuro o de evitar un perjuicio, es decir, es aquel evento en que una persona se encontraba en una situación de poder conseguir un provecho, de obtener una ganancia o de evitar una perdida, pero lo anterior fue impedido por determinada situación.   

Daño moral: es la tristeza y congoja que se deriva de ese hecho que afecta la integridad de algo (cosas, personas o lo inmaterial).

Daño vida de relación: pérdida de la facultad de hacer cosas y de vivir en igualdad de condiciones que sus semejantes.

Daño a la salud: es la alteración del funcionamiento corporal del ser humano, incluye aspectos físicos, sexuales o psicológicos.

Daño a los bienes personalísimos de especial protección constitucional: lesión que se causa a un derecho inherente al ser humano, que el ordenamiento jurídico debe hacer respetar por constituir una manifestación de su dignidad y de su propia esfera individual.   

Recomendación

Si eres parte de una clínica o un hospital o si eres talento humano en salud y estas en un proceso de responsabilidad médica en donde requieres una revisión en el cálculo de los perjuicios, contrata nuestros servicios, estaremos muy dispuestos en poderte ayudar.

Si eres un paciente o familiar y sientes que se ocasionó un daño por la atención en salud y deseas conocer ese posible monto indemnizable, podemos revisar la situación y así orientarte de la mejor manera.

¡CONTÁCTANOS! ¡PODEMOS AYUDARTE! https://tujuristaensalud.co/contactanos/  

Referencias bibliográficas

Del Brutto, Oscar A.. (2018). Requisitos para que proceda la responsabilidad civil por mala práctica médica. Revista Ecuatoriana de Neurología27(2), 79-82. Recuperado en 08 de junio de 2022, de http://scielo.senescyt.gob.ec/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2631-25812018000200079&lng=es&tlng=es

López-Díaz, Patricia. (2018). Obligaciones y responsabilidad civil. Revista chilena de derecho privado, (30), 195-210. https://dx.doi.org/10.4067/s0718-80722018000100195

Tamayo Jaramillo, J. (2021). Nuevas reflexiones sobre el daño. LEGIS – IARCE.

Entradas relacionadas